Pollo al ajillo

Pollo al ajillo

Te presentamos una rica y nueva forma de preparar el pollo basado en una tradicional receta española. Está te permitirá salir de la rutina con una preparación rápida y utilizando los productos que tienes al alcance de tu mano en la despensa de tu hogar.

Ingredientes 

  • Pollo picado en trozos
  • Dientes de ajo (suficientes)
  • Aceite de oliva
  • Perejil 
  • Pimienta 
  • Sal 
  • 1 vaso de vino blanco

Preparación

  1. Se comienza dispersando en una bandeja o envase los pedazos de pollo para prepararlos agregándole sal y pimienta al gusto. 
  2. Dejándolos adobados por uno minutos para que se concentre el sabor. 
  3. En una sartén se vierte suficiente aceite de oliva y se deja calentar a baja llama mientras que se le agregan todos los dientes de ajo. 
  4. Se dejan cocinar por un rato removiéndolos hasta que se comiencen a dorar por todos sus lados, en ese punto los retiramos del aceite. 
  5. Con esto conseguiremos ablandar los dientecitos de ajo y dar sabor al aceite.
  6. Ya teniendo el aceite precalentado podemos subir un poco más la llama y agregar las piezas de pollo. 
  7. Estas se deben ir volteando a medida que se vayan cocinando para que queden bien tostadas por ambos lados.
  8. Cuando la cocción y el color estén listo se retira el pollo de la sartén.
  9. Después de haber terminado de freír se le quita un poco de aceite al sartén y se coloca nuevamente a llama media sobre la hornilla. 
  10. Se le agregan todas las piezas de pollo junto con los dientes de ajo anteriormente freídos, el vaso de vino y un poco de perejil picado. 
  11. Se mezcla un poco y luego le colocamos una tapa. 
  12. Después de 10 o 15 minutos se terminará de cocinar el pollo absorbiendo el rico sabor de los demás ingredientes. 

Y tendremos nuestra receta lista para servir.

Recomendaciones

Al momento de preparar el pollo podemos quitarle la piel para disminuir la grasa y tener un pollo al ajillo más saludable. Cuando estemos dorando los dientes de ajos no podemos dejar que se doren demasiado ya que si esto sucede agarrarían un sabor amargo dañando nuestro platillo. 

Por último, cuando vayas a freír el pollo hazlo por parte y de forma distribuida para que todas las piezas se cocinen adecuadamente. Si cumples con esta práctica receta obtendrás una sensacional ración de pollo al ajillo para degustar junto con tus seres queridos.

¡Recomendado!

Tortilla de papas estilo SÁNDWICH – tortilla española rellena de jamón y queso

Hacer una tortilla de papas y ademas que esta este rellena con jamón y queso ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.