Home / Platos tradicionales de todo el mundo / Platos principales / Cómo preparar albóndigas caseras y trucos para congelarlas

Cómo preparar albóndigas caseras y trucos para congelarlas

Albóndigas con tomate

Las albóndigas son uno de los acompañamientos más fáciles de hacer. Quedan bien con todo, con arroz, con pasta, incluso con ensaladas o vegetales asados. Por esto es necesario que conozcas como hacer unas buenas albóndigas, te guste mucho el cocinar o no. Acompáñanos por unos minutos  y descubre como realizar esta pequeña receta, que sin duda, te resultara muy útil en el futuro.

Ingredientes

  • Aceite de oliva.
  • 800 gramos de carne picada, Puede ser de ternera, de cerdo o incluso mixta.
  • 4 huevos.
  • Harina para rebosar. 
  • 200ml de leche.
  • Pan rallado.
  • 6 Ajos.
  • Sal.
  • Salsa de tomate casera.

Preparación

  1. Primero debemos colocar la carne en un Bol y  luego agregar los ajos cortados lo más fino posible. 
  2. Seguido de esto, añadimos los 4 huevos, la leche, una cantidad considerable de pan rallado,  y sal al gusto. 
  3. Agregar todo estos ingredientes nos encargamos de mezclar lo mejor posible. 
  4. Luego de que notemos que todo ha sido bien mezclado, debemos dejar reposar la carne por unos 30 minutos como mínimo. 
  5. Pasar los 30 minutos, ya podemos empezar a hacer nuestras albóndigas. Puedes hacerlas con las manos o con la ayuda de 2 cucharas y, el tamaño de las mismas depende de ti. 
  6. Hacer la bola de carne, procedemos a cubrirlas con la harina, procurando que quede bien cubierta y sin excedentes. 
  7. Ya con esto lo que faltaría sería freírlas en abundante aceite, ya sea en un sartén hondo o en una freidora.
  8. En cuanto a la salsa de tomate, es muy fácil de hacer. Solo debes de licuar unos cuantos tomates y licuar con un poco de agua, procurando que quede un poco espesa. 
  9. Debes de poner a cocinar por unos 10 minutos. Y que no se te olvide la sal. Ya luego podemos bañar las nuestras albóndigas o por el contrario echarlas a la olla donde se esté cocinado la salsa de tomate.

Recomendaciones

A la hora de congelar las albóndigas podemos hacer 2 cosas. Una es hacer las albóndigas y luego cuando ya estén cubiertas por harina, colocarlas en una bandeja con papel film. Por otro lado también puedes freír todas las albóndigas y luego para guardarlas, solo debes de meterlas en una bolsa de clip. 

Muchas personas prefieren el segundo método, pero recuerda que todo depende del gusto de la persona, por lo que ambas maneras son recomendables.

¡Recomendado!

Trucha con champiñones en microondas

Trucha con champiñones en microondas «lo mejor» Trucha con champiñones, un plato que es un ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *